Amortiguadores y embragues

amortiguadores-embrage

La configuración del conjunto de la suspensión de los automóviles por parte de los constructores, implica una serie de ajustes, pruebas y ensayos de validación, para garantizar la correcta puesta a punto del comportamiento dinámico del automóvil en sus aspectos de estabilidad y confort.

Debe tenerse en cuenta que una amortiguación reducida mejora el confort, pero reduce la estabilidad, y una amortiguación muy rígida asegura la estabilidad de la marcha, pero es muy poco confortable. Una consecuencia directa de unos amortiguadores desgastados es la perdida de la seguridad en la conducción.

El contacto entre el neumático y la vía de rodadura se reduce considerablemente y puede llegar a ser nulo. No lo dude, pase por nuestros talleres por su seguridad.

El embrague es uno de los componentes del vehículo sujeto a las mayores exigencias en su funcionamiento, su vida depende en gran medida del uso que le demos al vehículo pues un vehículo cuyo recorrido se realice en ciudad tendrá un deterioro mayor que al utilizarlo en carretera abierta. Además, nuestra forma de conducir influye directamente en su deterioro. La vida media de un embrague está comprendida entre 80 y 120 mil km, pues la demanda continua de sus servicios, hace que su papel resulte fundamental en el funcionamiento de los automóviles. Por todo ello, le recomendamos una revisión anual de esta pieza fundamental para su vehículo y su seguridad. Esta pieza no avisa con algún tipo de ruido, sencillamente deja de funcionar, pudiendo dejarnos en la cuneta en cualquier momento.